Webs con plantillas vs. Webs hechas a mano

Publicado el 26-04-2011

Me dispongo a analizar estas dos técnicas de creación de páginas webs. Una web hecha "a mano" conlleva una gran cantidad de faena. Es por eso que cada vez más los programadores webs utilizan la versatilidad de las plantillas para hacer páginas webs.

 

Las plantillas ofrecen una serie de ventajas de gran utilidad. Lo que sucede es que las personas que contratan una web y se la hacen con una plantilla (e incluso algunos programadores web) no conocen las desventajas con las que también nos podemos encontrar.

Es por esto que quiero hacer una comparativa entre las diferencias de hacer una web "a mano" o hacerla con plantillas.

Antes de nada explicaré muy por encima ambos conceptos.

Página web hecha a mano:

El diseñador/programador de la web escribe todo el código fuente de la página (a veces ayudado por algún programa como Dreamweaver) y crea todas las imágenes necesarias para el diseño de la misma (con el Photoshop, por ejemplo).

Página web con plantilla:

El diseñador/programador coge una página web que ya está hecha pensada para que tan sólo haya que modificar la información de su interior y ya esté todo listo. Bien hecho este trabajo conlleva también la necesidad de hacer modificaciones en la plantilla para dotar de exclusividad a la web y que su propietario no se pueda encontrar con otra web con el mismo diseño en la red.

Comparativa webs a mano vs webs con plantillas

Ahora sí, os presento este cuadro comparativo de las dos técnicas, seguido de varias aclaraciones para cada una de ellas.

Característica valoradas de 0 (muy mala) a 10 (muy buena)Web a manoWeb con plantilla
Control total sobre la web y su estructura107
Rapidez en la elaboración58
Optimizada para posicionamiento107
Facilidad para hacer cambios de contenido810
Facilidad para hacer cambios de diseño86
Facilidad para hacer cambios de programación104
Consumo de recursos del sistema106

 

Control total sobre la web y su estructura

Obviamente en una web hecha a mano podemos hacer todo lo que queramos y que a nivel de programación sea posible. En cambio en una plantilla estamos limitados a las características de la misma; es necesario encontrar una plantilla que se adapte bastante bien a nuestras necesidades y luego podremos hacer una buena serie de modificaciones, pero no todas las que se nos pasen por la cabeza. Por ejemplo www.txikibastida.com hubiera sido imposible hacerla con una plantilla.

Rapidez en la elaboración

Las plantillas facilitan mucho la creación de una web y obviamente luego se ve reflejado en el precio que acaba pagando la persona que la contrata. Esta es la mejor ventaja de las plantillas, por contra, tenemos otra serie de limitaciones. Una web hecha a mano conlleva más tiempo. Hay programas como Dreamweaver que facilitan esta tarea, pero nos pueden perjudicar en otros aspectos quedándonos en unas valoraciones intermedias de los dos casos que estamos analizando. Yo, personalmente, prefiero hacer las webs a mano con el Notepad++.

Optimizada para posicionamiento

En una web hecha a mano al tener un control total sobre ella podemos optimizarla al máximo para el posicionamiento. Eso sí, hay que saber hacerlo bien y ello conllevará también su tiempo. Lo único bueno que nos ofrecen las plantillas en cuanto a posicionamiento es que hay algunos aspectos que ya se hizo bien la persona que la creó. Por contra la plantilla suele incorporar mucho código fuente innecesario que nos puede perjudicar.

Facilidad para hacer cambios de contenido

Entendiendo como cambios de contenido a modificaciones de texto (y apariencia del mismo) y fotos en una plantilla la facilidad es muy grande, tan sólo hay que preocuparse del contenido en sí. En cambio en la web hecha a mano hay otros factores que hay que tener en cuenta.

Facilidad para hacer cambios de diseño

Ciertos cambios son igual de fáciles con ambas técnicas como por ejemplo cambiar los colores de las imágenes que conforman el diseño. Otras modificaciones en cambio pueden comportar alguna dificultad en el caso de las plantillas. Sobretodo en cuanto a la estructura (cambiar una columna de lado, estrecharla, juntar los elementos de un menú para que quepan más en el mismo espacio...).

Facilidad para hacer cambios en la programación

Resulta bastante complejo hacer según qué cambios de programación en una plantilla. Por ejemplo si se trata de una inmobiliaria y queremos implementar un buscador que permita filtrar por diferentes campos (precio, metros cuadrados, etc.) resulta mucho más sencillo de hacerlo en una web hecha a mano. Cabe decir que para ciertos cambios habituales de programación (como por ejemplo un buscador) existen plugins para las plantillas que te lo implementan de una manera muy sencilla y más fácil que se hiciera a mano. El caso más claro es montar una tienda online. Resulta muy complejo programarla a mano. Por ello facilita la faena la utilización de una plantilla a la que se le pueda añadir algún plugin de tienda online. Lo de siempre, sobre la web hecha a mano control fácil y total.

Consumo de recursos del sistema

Una web hecha a mano siempre estará optimizada en cuanto a recursos del sistema. Una plantilla implementa código y funcionalidades que quizás no aprovechemos pero que nos pueden quitar espacio en disco entre otras cosas. Lo que salta más a la vista es que se puede hacer una web estática con una plantilla que puede que requiera una base de datos cuando una web igual hecha a mano no la necesitaría para nada.

Y esto es todo, si alguien se le ocurre alguna característica más que pueda comparar agradeceré el comentario.

Categorías: Diseño web

Comprate este artículo

Comenta este artículo

Web Project & Online Marketing Proogresa S.L. © 2019 | Condiciones Legales | Política de Privacidad | Política de Cookies | Mapa del Sitio | Compliance