Mejorar el tiempo de carga de mi web parte 1

Publicado el 09-12-2015

Hoy vamos a tratar un tema de vital importancia para el SEO como es el tiempo de carga de nuestra página web.

Como nos comenta en su infográfico la web smartbear en la actualidad el 57% de los usuarios abandona el sitio si tarda más de 3 segundos en cargar, lo cual puede ser demoledor para un e-commerce que vive de las ventas. 

Primer paso: medir

En primer lugar y antes de hacer nada para mejorar el tiempo de carga de nuestra web hay que saber en qué punto nos encontramos.

Para ello utilizaremos esta herramienta que nos da google para medir los tiempos de carga, (ay san google ¿qué haríamos sin ti?).

https://developers.google.com/speed/pagespeed/insights/

Esta herramienta es gratuita, rápida y muy completa hasta el punto de que nos da detalles concretos de cómo mejorar los datos de carga a nivel de programación, tanto nuestra versión escritorio como la versión móvil.

Hay varios puntos básicos importantes a tratar para mejorar el tiempo de carga de nuestra web, los explicamos a continuación.

Compresión Gzip

Los archivos HTML y CSS pueden ocupar más espacio de lo necesario y por eso hay que comprimirlos.

La compresión Gzip permite la reducción de entre 50% y un 70% el tamaño, lo que revierte en un tiempo de carga menor y menos ancho de banda utilizado por el servidor.

Para hacer efectiva la compresión Gzip, hay que añadir un trocito de código llamado ".htaccess" que se sitúa en la raíz del servidor.

Caché del navegador

Cuando un navegador abre nuestra web por primera vez tiene que cargar ciertos archivos como las imágenes por ejemplo, si hacemos que esto quede guardado mediante la caché, a partir de la segunda vez no hará falta perder tanto tiempo en cargar estos elementos.

La mecánica es muy similar a la del punto anterior y hay que tener un trocito de código llamado ".htaccess" para especificar la caché del navegador.

Redirecciones

En una web es normal tener redirecciones ya sea para dirigirnos a un archivo concreto de la web o a otra parte de la misma, ya sea por ejemplo a través de una redirección 301 de carácter fijo, una redirección 302 de carácter temporal u otras.

Malas noticias, estas redirecciones suponen un pequeño incremento en el tiempo de carga. En este caso podemos hacer dos cosas, primero eliminar las redirecciones que no nos sirvan o no aporten. Por otro lado podemos optimizar el entramado de nuestra web para que no hagan falta ciertas redirecciones y así ahorrar tiempo en la carga y acceso al contenido.

Hasta aquí la primera parte de la optimización del tiempo de carga de nuestra web, en la segunda parte abordaremos los 6 puntos restantes de esta pequña guía de puntos de mejora.

¡Hasta la próxima!

Categorías: Diseño web

Comparte este artículo

Comenta este artículo

Web Project & Online Marketing Proogresa S.L. © 2019 | Condiciones Legales | Política de Privacidad | Política de Cookies | Mapa del Sitio | Compliance