10 beneficios de las tiendas virtuales para Pymes

Publicado el 08-10-2014

Las nuevas tecnologías han puesto de manifiesto el poder que pueden llegar a ofrecer a empresas y pymes cara a encontrar nuevos clientes en la red, y también extender la imagen de la marca. Internet ofrece un sinfín de posibilidades a cualquier empresa y casi de cualquier sector y merece la pena, hoy más que nunca, tenerlas en cuenta.

Por ejemplo, las pequeñas tiendas de barrio se ven en la obligación de superar el antiguo esquema de dependiente – mostrador – cliente con tal de adaptarse al siglo XXI. Ahora, ofrecer sus productos o servicios a través de la red puede hacer que éstos lleguen a cualquier punto del país, e incluso al extranjero, ganar clientes no locales y por tanto obtener más beneficios.

Algo así como un boca a boca más allá del que suele suceder en los barrios. Un boca a boca mucho más global. Una tienda virtual para pymeses una de las opciones con más proyección de futuro en la actualidad y estos son 10 de sus (innegable) beneficios:

1. Más público. Cada día cientos de millones de personas se conectan a internet y contratar una tienda virtual para un negocio puede llevar a multiplicar los clientes online, más allá de los físicos.

2. Abierta 24 horas. Una tienda virtual está abierta las 24 horas del día, superando la lógica barrera horaria que tiene una tienda física. Poder comprar desde dónde se quiera y cuando se quiera, es otro de sus beneficios.

3. Buena imagen. Tener una tienda virtual para una pyme ayuda a tener buena imagen, la de una empresa concienciada con las nuevas tecnologías y adaptadas a los nuevos tiempos.

4. Nuevos proveedores. ¿Por qué no lograr sinergias con proveedores de tu sector y ofrecer productos relacionados y compartir beneficios? No se trata de competencia, sino de unión.

5. Mayor comodidad. Hasta para el consumidor local, una tienda virtual le puede resultar beneficio. No tiene porqué desplazarse, ni depender de horarios. Encima, ya conoce la tienda y compra con total conocimiento.

 

6. Resolver dudas. Contratar una tienda virtual para pymes significa también estar en contacto con un mayor número de personas y atender a sus dudas, cara a ofrecer un servicio más personalizado.

 

7. Control de stock. Tener una tienda virtual también ayuda a la pequeña empresa a comprobar qué productos tienen más éxito y poder organizar así con mayor premura los pedidos a los fabricantes o proveedores.

8. Ofertas y promociones. Son los productos en los que primero se fijan los clientes. Suele ser algo habitual ofrecer descuentos para compras realizadas a través de la tienda virtual para fidelizar al cliente.

9. Información complementaria. Abrir una tienda virtual en internet ayuda a darnos más a conocer. Ayuda a ofrecer información relativa a la empresa y acercarnos al cliente.

10. No incrementa gastos. Los gastos relativos a abrir una tienda virtual suelen amortizarse en poco tiempo y los gastos de los envíos son pequeños, por lo tanto no supone un gran gasto extra para la pequeña tienda o la pyme en cuestión.

Categorías: Marketing Online

Comprate este artículo

Comenta este artículo

Web Project & Online Marketing Proogresa S.L. © 2019 | Condiciones Legales | Política de Privacidad | Política de Cookies | Mapa del Sitio | Compliance